Bardanca y Adrián Bouza, mentalizados de dar un golpe en la mesa cuanto antes para salvarse matemáticamente

javi-barcanca-banquilloEl Silva SD recibe mañana en #ACatedral al Racing Villalbés con el objetivo de dar uno de los últimos golpes encima de la mesa clasificatoriamente hablando, de tal forma que la salvación en la categoría esté cerca de ser matemática. Javier Bardanca, técnico del cuadro herculino, define el choque como «un partido ante un equipo muy bien trabajado tácticamente al que es muy difícil hacerle goles. Esperamos poder aprovechar el factor campo y dar el paso casi definitivo hacia la permanencia».

Uno de los que regresa a la lista de disponibles es Adrián Bouza. El central manifestó que «es un partido clave. Si logramos los tres puntos tendremos tres cuartos de la permanencia atada. Tenemos que solventar cuanto antes los partidos de casa que quedan de aquí al final para no sufrir. Será duro. Es un equipo en el que la mayoría de los jugadores llevan muchos años jugando juntos con un mismo estilo, equipo intenso con buenos jugadores y que sacó buenos resultados contra los de arriba. Tendremos que jugar con mucha intensidad, yendo a por el partido y aprovechando el factor cancha. En lo personal estoy contento por volver después de tres semanas de baja. Tengo muchas ganas de jugar si el míster así lo decide y espero no tener más contratiempos de aquí a final de temporada para poner mi granito de arena, que es lo que tengo que hacer».

WhatsApp chat