Jesús Candal y Roberto Balsera, satisfechos del trabajo y sensaciones del juvenil hasta la fecha

jesus-juveni-webJesús Candal, capitán del juvenil del Silva SD, se muestra satisfecho del trabajo de su equipo desde el inicio de la pretemporada. «Hemos jugado varios partidos y contra rivales fuertes. Aunque los resultados no fueran los esperados, estos partidos sirven para conocer los fallos y saber lo que hay que mejorar. Aún así, pienso que el equipo ha demostrado una buena actitud y un buen nivel táctico a la hora de jugar», afirmó.

Las sensaciones, a juicio de Jesús, son positivas: «No podían ser mejores. A nivel grupal me siento como en casa. Todos: entrenador, plantilla, delegado y demás componentes del equipo somos como una familia donde nadie es considerado diferente. A la hora de jugar, estoy contento con el esfuerzo de mis compañeros en cada partido y en cada entrenamiento. Nos espera un duro trabajo, pero con nuestra ilusión y nuestro empeño esperamos cumplir nuestras metas».

Jesús recuerda su llegada a la #FamiliaSilvista a lo largo del mes de agosto. «Hice mi incorporación dos semanas después del inicio de la pretemporada. Tras un año sin jugar, tenía dudas de si estaría a la altura de lo que el club buscaba. Afortunadamente, después de varios entrenamientos, el entrenador confió en mis posibilidades y me dio la oportunidad de unirme a la plantilla. He de agradecer también a mis compañeros su buena acogida al grupo», declaró.

A pesar de cumplir meses todavía con la elástica silvista, tiene muy claro el objetivo. «Creo que hablo en nombre de todos al decir que el objetivo principal de este año es el de quedar primeros en la liga y conseguir el ascenso del equipo. Todos tenemos presente que no va a ser trabajo fácil y que vamos a jugar contra rivales complicados, pero también tenemos claro que vamos a darlo todo cada fin de semana y que no se lo vamos a poner fácil a ninguno de los equipos contra los que nos enfrentemos», sentenció.

Roberto Balsera se manifiesta en la misma línea

En esta misma línea se muestra el técnico del equipo, Roberto Balsera. «Está siendo un reto importante para mi. Tengo ganas de demostrar que mi llegada fue un acierto y devolver toda la confianza que nos ha dado el club desde el día 0. El trabajo transcure como estaba previsto, acoplando a los jugadores y trabajando para llegar al inicio del liga al 100%. Los chicos son conscientes del reto que tenemos por delante y están muy comprometidos con un proyecto en el que el club tiene puestas muchas esperanzas», manifestó.

Ese objetivo no se le escapa al entrenador asturiano. «El objetivo es el ascenso, aunque debemos ir partido a partido sabiendo que cada sábado o cada domingo es una final. Por parte del club se nos ofrecen todas las facilidades posibles en cuanto a material, campos y personal. Es un placer trabajar a diario con los chavales, con Enrique y con Alfonso», explicó.

WhatsApp chat