Matías y Marcos Gómez, convencidos de que se pudo roer al Pontevedra

convocatoria_areasEl final del partido de ayer en #ACatedral dejó un regusto amargo en la plantilla del Silva SD, que sigue convencida de que pudo sacar un empate ante el líder de la categoría. El goleador, Matías Pereyra, define el choque como «un partido donde nos pudimos poner por delante. Son cosas, detalles, situaciones del fútbol. Al final ellos se llevan los puntos y nosotros las sensaciones de que pudimos sumar algo». En cuanto a su tanto, con un disparo con su pierna zurda, confiesa que «lo celebré con mis compañeros. Tenía muchas ganas de poder ayudar también con goles al equipo. También me di un abrazo con Chechu -director general del club- porque me están apoyando mucho tanto él como el cuerpo técnico. Ese abrazo era para toda la familia silvista, que me hace sentir uno más cada día».

Además del gol del Matías, el partido ante el Pontevedra dejó una nueva posición para Marcos Gómez. El futbolista ejerció de lateral zurdo, una de las pocas posiciones que le quedaban por probar en el campo. «Me quedo con unas grandes sensaciones después del prtido. Con el equipo muy mermado por las bajas y con gente con poco ritmo después de un tiempo sin jugar tuteamos al líder. Merecimos sin duda un punto y como siempre pasa en esta categoría, los errores te matan. Y más si es contra el Pontevedra. Ahora viene nuestra liga y estamos recuperando mucha gente que va cogiendo el ritmo de competición. Con el empuje que tenemos, si reducimos un poco más los errores individuales, conseguiremos muchos puntos de aquí a final de liga», sentencia el multiusos silvista.

WhatsApp chat