Óscar Martínez cree que los clubes deben acostumbrarse a una nueva normalidad

El director del área de fútbol base, Óscar Martínez, manifestó que «los clubes debemos acostumbrarnos, cuando la crisis del Coronavirus nos lo permita, a una nueva normalidad. Lo que está claro es que tendremos que actualizar nuestros protocolos internos. Hay un antes y un después y, como agentes sociales, debemos proporcionar una certidumbre y tranquilidad mayor que nunca cuando el proceso de desescalada, que será sin duda a medio plazo, nos permita retomar la actividad».

«Las competiciones en este momento son secundarias en relación a lo único importante: la salud. Sigue muriendo mucha gente, infectándose aún más, nuestro sanitarios, fuerzas del orden, empleados de supermercados y tantos héroes anónimos siguen librando una batalla diaria como para preocuparnos si podremos jugar en tal o en cual fin de semana. Lo importante ahora mismo es vencer al COVID-19 y poder volver lo antes posible a la mayor normalidad posible, que no será como la conocíamos», manifestó.

En relación a cual debe ser el fin de las competiciones, declaró que «es un asunto con mucha complejidad. Estábamos cerca de los tres cuartos ( 72%) de la temporada disputada, por tanto, no entiendo que no pueda generar consecuencias deportivas. Es una situación excepcional que requiere decisiones excepcionales. Lo primero es darle todo el apoyo a las Federaciones, tanto a la Real Federación Galega de Fútbol como a la Real Federación Española de Fútbol, para que puedan elaborar unos criterios que sean equitativos. Defenderemos en donde haga falta nuestros derechos, pero estoy convencido de que los estamentos federativos tomarán las decisiones más coherentes y acordes a la situación. No compartiría la decisión de anulación de campeonatos. Se ha jugado demasiado para dejarlo todo sin efecto. Quizás la fórmula de ascensos y ponderación de las promociones en base a los resultados anteriores sea la menos mala, porque no hay fórmula óptima».

En cuanto a la valoración de la temporada, añadió que «no es el momento. Me parece hasta frívolo. Estaba siendo un curso muy positivo y con casi todos los objetivos deportivos encaminados, pero no es el momento para sacar esas conclusiones. Lo único que tengo claro es que, en paralelo a la decisión adoptada con el primer equipo, se ofrecerá continuidad a todos los que así quieran y puedan hacerlo en base a su edad, y la continuidad también a los cuerpos técnicos aunque a nivel de club realizaremos pequeños ajustes para ser más funcionales. Pero eso toca más adelante. Ahora todos jugamos un mismo partido, ganarle la batalla al Coronavirus».